Laser Endoluminal

Cirugía LASER Endoluminal

La revolución en tratamientos es la Cirugía Endoluminal de Láser para várices. Este procedimiento consiste en introducir una fibra óptica de diámetro similar a la de unos cabellos en la vena a tratar mediante una simple punción en la piel con la ayuda de la imagen ecográfica.


A través de la fibra óptica se emite la energía láser, esto genera un intenso calor controlado que eleva la temperatura de la sangre, provocando el cierre de la vena enferma y su posterior reabsorción sin dañar otros vasos ni tejidos cercanos, logrando así terminar con esas enormes y horribles várices grandes sin la necesidad de extraerlas, ni dejar cortes ni marcas de bisturí. No hay daño en fibras nerviosas ni linfáticas, a diferencia de la cirugía convencional, donde siempre sucede y provoca dolores por periodos prolongados.

Cirugía Endoluminal de Laser:
Cirugía Convencional:
Sin corte ni cicatrices
Rápida recuperación
No necesita internamiento
No necesita reposo
Retorno laboral 48 horas
Si hay cicatrices, de 3 a 6 cm aproximadamente.
Corte a la altura de la ingle, rodilla y en el tobillo
Se requiere internamiento mínimo de 3 días
Necesita reposo 15 a 20 días
Retorno laboral 20 a 30 días

                            

Buscar